Serie Fotógrafos Contemporáneos

Gastón Malgieri

Por Natividad Marón – Artes

Siguiendo su instinto, jugando, comprometiéndose, Malgieri se ubica dentro del continum fotográfico tomando posición y expresando una forma de ver, un lugar en el mundo.

Las fotografías de Gastón Malgieri poseen cualidades únicas. Conforman un corpus completo y coherente con un marcado estilo y singularidad. Si pensamos a nivel de la imagen en sí, el tratamiento de la luz, los ángulos, la profundidad de campo, los primeros planos, son elementos manejados con destreza y habilidad, como entidades significantes. Logra crear atmósferas particulares y ambientaciones surreales o hiperrealistas, dependiendo de la toma y el sentido.

A nivel iconológico lo que subyace es una búsqueda particular de la esencia, de aquello que se esconde tras la máscara. Confluyen caminos, historias, sentimientos  que se muestran en crudo, sin tapujos, sin rimbombancia. Lo que se muestra, es. Sin filtro, sin esconder, sin velar, las imágenes poseen una honestidad brutalmente  contundente. El no ocultamiento da a luz al verdadero ser retratado, al cuerpo en sí mismo, al paisaje en estado puro. Este es el compromiso que Malgieri adopta con la realidad que lo circunda.

La escritura acompaña y complementa la obra del artista, quien  tiene una poética propia que se canaliza a través de ambos medios expresivos. Suerte de “juego”, de catarsis, de búsqueda perpetua que sale al exterior para ser completada por los demás, por los de afuera. Pero que, en sí, encierra un significado propio autónomo que se sostiene por la densidad del mismo.

La curiosidad lo lleva por caminos fuera de lo común. Cierta inocencia frente a lo que ve hace que sus tomas sean poderosas y fuertemente expresivas. El compromiso asumido se traslada a la imagen, proveniente de una toma de posición frente al mundo y la realidad, frente a la condición humana. No hay una búsqueda de la perfección, de la belleza “clásica”, sino un diálogo lúdico entre esencias que se transforma en obra.

Al hablar del como surgió su vocación por la fotografía, el artista dice: “Cierta curiosidad artística, cierta pasión por expandir mis métodos y mis formas expresivas. Cierta necesidad de probar otros lenguajes. Y por supuesto, cierta creencia respecto a que lo canónico en el arte está establecido justamente para ser destrozado discursivamente con el entusiasmo. Existe el concepto de que la obra se termina de construir con la mirada del otro. Pues entonces, en la fotografía, como en otros registros artísticos, siempre me manejé con impunidad, en el sentido de quizás no me destaque la técnica o el conocimiento de “los planos correctos”, de “la luz correcta”, del “enfoque correcto”. Esto me permite tomarlo como un juego. Seriamente, por supuesto. Pero sin perder la capacidad lúdica, como le gustaba decir a Cortázar.”

La visión del mundo del artista queda fijada en el instante, invitando a adentrarse en un ámbito sensible y reflexivo. La realidad y el ser humano, honestamente, tal cual son.

www.fotobruta.com.ar